i-Morfé nos está dando grandes alegrías. Además de ganar el premio Worth Partnership Project 2019, el Estudio de Arte y Diseño Universo Eirín hemos participado con este proyecto de diseño en Milan Design Week, la feria del diseño internacional más importante de la Unión Europea celebrada del 15 al 21 de junio de forma totalmente online a través de su plataforma Fuorisalone Digital.

Mercedes Eirín, creadora de i-Morfé, ha sido la única diseñadora de Andalucía de la edición, y hemos contado con un espacio destacado en  la agenda de “Apoyar a la artesanía para la conservación del patrimonio europeo”, realizándose la presentación y posterior participación en el encuentro para la resolución de cuestiones y debate.

La revolución de un concepto

Pero ¿Qué es i-Morfé? i-Morfé es un revestimiento vivo con luz, sonido y movimiento para arquitectura de interior, mobiliario y arte, nacido de una disrupción del concepto Darwinista, que representa una forma inteligente aplicada a muebles y elementos arquitectónicos y que puede extenderse además al mundo de la publicidad, insonorización y moda.

Una combinación de artesanía y ancestralidad, técnica de origami y tecnología actual, música, luz y movimiento. La obra propone una inversión de roles siendo el medio el que se adapta al espectador y consiguiendo así reforzar la identidad individual. En palabras de su creadora, Mercedes Eirín: “En un mundo de ruido constante, stress y sobreinformación, i-Morfé reacciona a nuestra presencia, reforzando nuestro protagonismo en un entorno que se mueve con nosotros, devolviéndonos al aquí y ahora”.

 

La búsqueda de una reacción

Hoy tenemos la sensación de que el ser humano tiene control sobre el entorno y acciones cotidianas: las aplicaciones informáticas crean un falso perspectiva almacenando datos y devolviéndolos cuando los buscamos. Pero incluso así, no podemos controlar la naturaleza y su fuerza. Las diferentes reacciones de i-Morfé hacen que el individuo se detenga para observar cómo reacciona la pieza de manera diferente según cómo interactuemos con ella, colocando al espectador en el papel principal y haciendo que la pieza se adapte a él. La misma energía que devolvemos a la naturaleza utilizando plástico reciclado para el Tejido especial de i-Morfé, que une en su pliegue final las antiguas artesanías del origami. 

La idea entonces es pararnos cuando nos encontramos con i-Morfé, para así reparar en la reacción que provocamos e interactuar con esta pieza que nos la podemos encontrar en forma de pared, techo, lámpara, cuadro…

Artesanía y tecnología

i-Morfé supone un paso más en el desarrollo vanguardista tecnológico aplicado al diseño, pero no deja atrás las raíces artesanales. Mezcla de tecnología, robótica y técnica origami, cada pieza de i-Morfé se hace a mano. Pasado y futuro fusionados para invitarnos a reflexionar sobre nuestro presente.

¿Quieres descubrir más de i-Morfé?

(Puedes ver más de iMorfé en su Galería)