Inspiración

Entre el Siglo XIX y principios del XX, desde la empresa Fabergé, se crearon sesenta y nueve exclusivas piezas de joyería destinadas a los zares rusos. No se trataba de lujo sino de la representación más espectacular y ostentosa del exceso en una obra única. Nuestra pieza aguarda esa exclusividad con el sello y el revestimiento de lo contemporáneo y lo urbano.

Materiales

Resina de poliéster, porexpán, hierro, interior del producto: pintura de coche.